rainbow

Archive for November, 2013

¿Y si tu hijo no tuviera problemas para hablar en público?

Martín tenía 7 años cuando sus padres decidieron casarse. Tras más de 10 años conviviendo juntos sus progenitores habían decidido dar el paso de unir sus vidas de manera más “oficial”. Para sus hijos, Alba (que entonces tenía 4 años) y Martín lo de organizar una ceremonia no iba con ellos. Salvo por un detalle, los padres del chaval habían decidido que su hijo, de natural extrovertido, simpático, dicharachero y con “dotes de artista”, leyera un pequeño discurso en la boda.

Fue fácil convencer al crío y fácil escribir el texto y repasarlo con él durante días. La propia inconsciencia de Martín hizo que no le preocupara lo más mínimo tener que tomar un papel protagonista en el acto del matrimonio. El día llegó por fin y allí estaba él, vestido perfectamente para la ocasión, sentado en un banco en la primera fila del centro cívico. Su inocencia le impedía estar nervioso: era una opción que su cerebro no había barajado. Había ensayado en casa un montón de veces su aparición en un lugar especialmente preparado para él así que, cuando la persona que oficiaba la boda le dio paso, Martín se levantó, se dirigió a su sitio y volviéndose a todas las personas allí reunidas se dispuso a hablar. Sólo entonces fue consciente de que un par de cientos de ojos le miraban, atentos, esperando escuchar su vocecita a través del micrófono que le habían proporcionado. Los ojos del infante se abrieron sorprendidos y… por un momento pareció que no iba a reaccionar.

Yo que vivía la situación como espectadora, me pregunté en ese instante si los padres habrían considerado un “plan B” para emplearlo en caso de que el crío no abriera la boca, pero no hizo falta. Después de la sorpresa inicial fijó la mirada en su papel y leyó el texto con la ternura de un niño de 7 años que hace algo porque sus padres se lo han pedido. Fue la primera vez que Martín habló en público.

La verdad es que Martín no lo tenía fácil porque en España no se aprende en el colegio a desarrollar las dotes oratorias como se hace en otros países. Los anglosajones son los que tienen más tradición escolar de hablar en público, de hecho en Estados Unidos se organizan auténticos certámenes de debate, no sólo dentro de la escuela, sino también a nivel estatal para que los chicos aprendan a desenvolverse en público desde pequeños. Eso hace que, cuando llegan a sus puestos de trabajo en el futuro, tienen una experiencia en Oratoria que les permite brillar en sus empresas.

Hace unas semanas, un directivo de una multinacional me explicaba, con tristeza, cómo a pesar de considerar que tenía un gran equipo a su lado, notaba que la falta de habilidades al hablar en público les hacía desmerecer frente a otros directivos de la entidad en otras filiales internacionales. Reconocía además que, en un mundo con en el que vivimos, donde las nuevas tecnologías hacen que cualquier presentación pública llegue mucho más lejos que nunca, conocer las técnicas básicas de Oratoria y poder practicarlas se vuelve ya en algo imprescindible. Estas eran las razones principales por las cuales quería “invertir” en su gente, formándoles en “Oratoria con Programación Neurolingüística”.

Y qué decir de muchos de nuestros políticos, qué bien les habría venido asistir a clases de hablar en público cuando eran pequeños… quizás ahora mostrarían más seguridad en el encuentro con los medios de comunicación, en los grandes eventos internacionales e incluso en sus propios mítines.

Esta falta de interés por la Oratoria en muchos colegios públicos y privados ha hecho que, desde hace varios meses, la Escuela Europea de Oratoria se haya planteado la importancia de crear una actividad extraescolar con esta temática. Por ello, a partir del 10 de enero comenzamos a desarrollar en Madrid “Oratoria para niños”, destinado a pequeños de 7 a 12 años. Una vez por semana, una profesora especializada en educación para la infancia, enseñará a los chavales a desenvolverse en un escenario.

Empleando técnicas teatrales, ejercicios de inteligencia emocional, expresión corporal y prácticas de improvisación, los chavales aprenderán a perder nervios y miedos y a ganar seguridad. Además, inculcar a los pequeños la gestión de emociones, la autoconfianza, el compromiso y otras cualidades de la inteligencia emocional, les ayudará a aprender a respetarse a sí mismos y a los demás.

El curso “Oratoria para niños” está también pensado para realizarlo en aquellos colegios que lo contraten para sus alumnos en exclusividad.

Si quieres saber más sobre este curso aquí tienes el enlace de la Escuela Europea de Oratoria donde encontrarás toda la información: http://www.escueladeoratoria.com/cursos/oratoria-para-ninos/

¿Cuánto darías para que tu hijo, tu hija, no tuviera problemas en el futuro, cuando profesionalmente tenga que hablar en público? De ti depende.

Mónica Pérez de las Heras, es Directora Técnica de la Escuela Europea de Oratoria y autora del libro “Escribe, Habla, Seduce” de LID Editorial Empresarial.

Los candidatos a un puesto de trabajo pasan actualmente por tres pruebas de selección.

En un momento en el que la situación del mercado laboral no atraviesa por su mejor momento, cada día surgen nuevas oportunidades para aquellas personas que no cesan en su empeño. De hecho, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) registró durante el pasado mes de agosto 1.043.166 nuevos contratos. En este contexto, la consultora de recursos humanos AgioGlobal ha realizado un análisis sobre los mecanismos internos que guían los procesos de selección, con el propósito de ofrecer información útil a quienes se enfrenten de forma activa a la búsqueda de un empleo.

Actualmente, son tres las pruebas que una persona debe superar para acceder a un puesto de trabajo. En una primera toma de contacto, es el propio personal de AgioGlobal quien realiza una entrevista en profundidad al candidato, para detectar sus fortalezas y aptitudes y comprobar sus destrezas idiomáticas. A continuación, el aspirante se reúne directamente con el futuro empleador, quien se centra en su trayectoria profesional específica e intenta descubrir cómo podría ser su adaptación a la empresa. Finalmente, una tercera prueba con la empresa que ofrece la vacante se centra aún más en los detalles, las condiciones y especificidades propias del puesto.

En el caso de grandes compañías o en situaciones en las que se dan muchas candidaturas, los procesos suelen ser aún más restrictivos, ya que se incluyen más pruebas, como tests de nivel, aptitud y personalidad o dinámicas grupales. Asimismo, es frecuente que el área de Recursos Humanos se interese de forma directa por el aspirante y solicite una entrevista personal. Es más, en numerosas ocasiones son los propios responsables de área o incluso el equipo directivo quienes se reúnen con el candidato para ultimar los detalles.

Cambios en los procesos

La revolución de las TIC ha llegado también a los procesos de selección. A las pruebas ya mencionadas se unen nuevas herramientas de contratación y gestión de talento. En este entorno cambiante, las redes sociales juegan un papel muy importante, especialmente LinkedIn, plataforma vinculada al mundo profesional. Así, las empresas ya no publican sus ofertas, sino que contactan de forma directa con aquellas personas cuyos perfiles se adapten mejor a sus necesidades.

Por otro lado, el networking –el aprovechamiento de una red de amistades y contactos para un fin profesional– se ha posicionado como un mecanismo eficaz en la búsqueda de nuevas oportunidades laborales.

Consejos para enfrentarse a una entrevista laboral

En este nuevo panorama, en el que la tasa de desempleo y una competencia cada vez más fuerte hacen que cada día sea más complicado acceder a un puesto de trabajo, Agio Global ofrece una serie de recomendaciones para afrontar con éxito un proceso de selección:

-Redacta un currículum vítae bien detallado y atractivo. Especifica tu formación y experiencia, y destaca aquello que te distingue de los demás posibles candidatos, ofreciendo un valor añadido a tu futuro empleador.

-Prepara las entrevistas con tiempo suficiente y minuciosidad, estudiando las mejores respuestas a las preguntas que los reclutadores suelen realizar con frecuencia: virtudes, defectos, expectativas, fortalezas…

-Una entrevista supone el primer contacto personal con el empleador. La falta de puntualidad genera una mala impresión, por lo que es necesario atender a aspectos como la ruta o el transporte elegido para evitar retrasos.

-Sé cuidadoso en tu presentación: saludar con firmeza, vestir correctamente e ir aseado a la entrevista son aspectos esenciales para comenzar con buen pie.

-Durante la charla con el entrevistador, conviene ser humilde. No exageres tus méritos y, sobre todo, no mientas.

-La seguridad en uno mismo, la iniciativa y la confianza son característica muy bien valoradas por el personal de Recursos Humanos.

“Conseguir un empleo en el contexto actual puede que no sea siempre una tarea fácil. Sin embargo, es posible. El esfuerzo suele tener recompensa, pero resulta imprescindible conocer los procesos de selección y enfrentarse a ellos con sensatez y optimismo”, asegura José María Camps, presidente de AgioGlobal.

Herramientas eléctricas: medidas esenciales para garantizar la seguridad de los trabajadores.

El uso de herramientas eléctricas portátiles conlleva riesgos no sólo para la persona que las usa, sino que también puede poner en peligro la seguridad y salud de otros trabajadores. Por eso, la evaluación de riesgos de los puestos de trabajo que requieren utilizar este tipo de herramientas es el primer paso que debe dar su empresa para garantizar la seguridad de sus trabajadores. Esta evaluación debe tener en cuenta riesgos como golpes, cortes, vibraciones, ruido, lesiones por impacto de fragmentos despedidos, riesgo eléctrico y exposición a polvo, entre otros.

Además, su empresa puede llevar a cabo, de forma complementaria, las siguientes cuatro acciones preventivas para mejorar la seguridad de sus trabajadores:

-Selección del equipo. Al adquirir cualquier herramienta eléctrica tenga en cuenta factores de seguridad como el nivel de ruido que producen, la intensidad de las vibraciones que transmiten al trabajador, que su diseño sea ergonómico y, sobre todo, que cuente con elementos de seguridad, como puede ser un sistema de bloqueo para evitar su puesta en marcha cuando el operario no la esté utilizando.

-Formación. Su empresa tiene que proporcionar a los trabajadores la formación necesaria para poder manipular estos equipos de forma segura. Esta formación tiene que ser específica para el tipo de herramienta que utilizará el empleado, haciendo especial hincapié en los riesgos asociados a su uso y la forma de evitarlos o mantenerlos bajo control.

-Vigilancia. La obligación de su empresa no se limita a formar a sus trabajadores para que realicen sus actividades de forma segura, sino que también es su responsabilidad vigilar que realmente utilicen de forma correcta estas herramientas y que cumplen con las normas de seguridad establecidas. Esta labor de comprobación, que pueden realizarla los trabajadores veteranos o el propio jefe del área, le ayudará a identificar a tiempo actos temerarios y así evitar accidentes.

-Mantenimiento. Para garantizar la seguridad de los operarios, su empresa debe llevar a cabo un mantenimiento adecuado de estas herramientas. Este mantenimiento no sólo debe realizarse para reparar los equipos dañados, sino que debe llevarse a cabo de forma periódica para prevenir posibles averías (mantenimiento preventivo). El mantenimiento sólo debe realizarlo personal técnico cualificado.

Además de estas acciones, es aconsejable que su empresa contrate con la empresa suministradora del equipo el mantenimiento del mismo. De esta forma podrá asegurarse de que las revisiones y reparaciones que se lleven a cabo son las adecuadas.

 

Fuente: Asesoriza

You are currently browsing the blog archives for November, 2013.