rainbow

5 técnicas de motivación laboral que resultan muy efectivas

Motivacion_feb20

 

5 técnicas de motivación laboral que resultan muy efectivas

La motivación laboral es un aspecto clave en todas las empresas y por ello los grandes líderes de las organizaciones luchan para convertirla en una realidad. Para ello ponen en práctica algunas técnicas y estrategias.

Desde AgioGlobal queremos enseñarte 5 técnicas con las que lograr que tus empleados estén motivados para alcanzar los objetivos de la empresa.

 

1.- Cursos de actualización

Una buena forma de motivar a los trabajadores es poner a su disposición algún curso o material con el que puedan mantenerse actualizados. Estar a la última en los conceptos y estrategias relacionados con las labores que desempeñan es un gran estímulo.

 

2.- Valoración salarial o económica

Sin duda alguna, el dinero es la forma más directa de valorar a un trabajador. Por tanto, es mejor ofrecer el mismo salario a trabajadores que ocupan el mismo puesto y valorar a todos por igual. Para reconocer el trabajo bien hecho y a los trabajadores más implicados, es positivo ofrecer una parte variable en el sueldo para que vean los frutos de un mayor esfuerzo.

 

3.- Premios e incentivos

A la hora de conseguir la motivación laboral, es muy importante marcar objetivos y metas y, sobre todo, lo mejor es premiarlos. Tener beneficios o premios por el trabajo bien hecho es ilusionante para los trabajadores y una forma de que se sientan reconocidos. Los premios deben depender de las necesidades del trabajador y pueden consistir en días libres, un regalo, una paga extra o algún viaje.

 

4.- Teletrabajo

En los últimos años el teletrabajo es una de las aspiraciones de muchos trabajadores. Si ofrecemos esta opción, los trabajadores estarán motivados ya que podrán conciliar su vida profesional y personal. Otra práctica muy positiva es la flexibilidad horaria, que está muy bien valorada por los trabajadores por la libertad que les dan.

 

5.- Evita la presión

A los trabajadores no les gusta la presión, eso es una realidad. La clave es presionar lo justo en los puntos que motivarán al empleado a hacer su trabajo y solo en los momentos que sea necesario. Para ello nunca debemos amenazarle con su salario o la permanencia en su puesto, ya que conseguiremos el efecto opuesto, perderemos su respeto y se marcharán a un trabajo mejor.

 

Fuente: merca20.com

Leave a Reply