rainbow

Archive for the ‘Colectivos Desfavorecidos’ Category

MEJORA LA IGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES CON LA INCORPORACIÓN DE LAS NUEVAS GENERACIONES

Aún sigue existiendo una distancia importante para conseguir el mismo nivel de retribución entre ambos géneros. Pero la mayor cualificación por parte de las mujeres jóvenes promete un gran avance para ser valoradas en igual de condiciones que sus compañeros masculinos.

Los últimos datos con respecto a las diferencias de trato entre hombres y mujeres son variados. Por un lado, el salario base de las empleadas pertenecientes a países de la Unión Europea es un 15% inferior al de sus compañeros, y en el sector privado la cifra llega a un 25%. Una mujer necesitaría entonces, 53 jornadas laborales más, para poder obtener la misma retribución.

En nuestro país, según la última encuesta presentada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y teniendo en cuenta que registra los datos de 2008-2009, la diferencia entre salarios es del 22%. Teniendo en cuenta que la ganancia media anual de un hombre es de 25.001,5 euros, la femenina se quedaría en 19.502,02 euros. Esta cifra supone el 78% del sueldo anual masculino, situando a España entre los países de la Unión Europea con mayor brecha salarial. Junto a esto, de cada 100 mujeres 15 perciben el Salario Mínimo Interprofesional mientras que los hombres son 6 de cada 100.

MOTIVOS DE LA DESIGUALDAD

En España las razones de que exista esta disparidad son múltiples. Por un lado se debe a que las españolas comenzaron a incorporarse tarde al mercado laboral, en comparación con muchas de sus vecinas europeas. Además, hay que tener en cuenta que aún existen numerosas dificultades en aspectos de conciliación, que inciden en el aumento de precariedad laboral femenina.

El dato esperanzador aparece también en el informe del INE, en donde se observa que la diferencia salariar se está reduciendo con la edad, debido a que la cualificación de las empleadas jóvenes es significativamente superior a las generaciones anteriores, consiguiendo así echar un pulso a sus compañeros. Aún así, la clave sigue estando tanto en los organismos públicos como en los privados, que deben estar dispuestos a ayudar y a colaborar entre sí para acortar la distancia que separa a hombres y mujeres.

Fuente: Concilia2.com

SIN DESIGUALDAD DE GÉNERO LA PRODUCTIVIDAD AUMENTARÍA UN 25%

A finales de diciembre el Banco Mundial publicaba un informe sobre cómo estaba repercutiendo la igualdad de género en la actualidad económica y los sistemas de trabajo. En el estudio se percibe una notable mejoría al respecto, aunque en parte se debe a que la crisis ha incidido en sectores en donde predomina el género masculino.

Tras la aparición de este informe, el Consejo Económico y Social (CES) en nuestro país y que sirve como órgano consultivo del Gobierno, ya que están integrados tanto sindicatos como organizaciones empresariales, presentaba el mismo día otro estudio sobre la materia, pero basándose en datos nacionales.

En los resultados se puede observar ciertos avances registrados en España a consecuencia de la Ley de Igualdad de 2006, pero el informe también advierte sobre una menor preocupación por parte de las empresas que contratan debido a la crisis. Si se analizan los datos y teniendo en cuenta que desde 2003 el CES no ha publicado ningún estudio tratando este asunto, se observa que en entre 1997 y 2007 la tasa de actividad femenina aumentó 10 puntos, situándose en el 48,9% y el índice de empleo creció en 16 puntos, llegando a un 43,6%. En la actualidad y con la llegada de la crisis, la diferencia entre la participación masculina y femenina ha disminuido de 20 a 16 puntos en tan solo tres años, en donde también hay que tener en cuenta que a nivel general la tasa de empleo ha disminuido de 21 a 13 puntos.

Por lo tanto, aunque la disparidad de contratación entre un género y otro se haya reducido, su motivo no se debe tanto a una mayor concienciación social, sino a que la situación actual ha repercutido en la actividad económica de sectores en donde los contratados son substancialmente hombres.

De aquí se desprende la conclusión del informe del CES en donde señala que a pesar de una notable mejoría en la contratación femenina con la aparición en 2006 de la Ley de Igualdad, se trata de “un proceso aún no concluido” y en el que hay que seguir insistiendo en tiempos de incertidumbre económica, ya que para la recuperación es necesario que intervengan todos los sectores de la sociedad.

Según el Banco Mundial, “la productividad aumentará si se aprovechan más las aptitudes y talentos de las mujeres. Eliminadas las barreras discriminatorias para las mujeres se podría aumentar la productividad hasta un 25%”. Ésta Institución, junto con el CES y la Comisión Europea mantienen que se trata de una medida necesaria para afrontar la época actual y también, para renovar el mercado laboral ante en el envejecimiento de la población.

Fuente: lavanguardia.com

LA GENERACIÓN Y EMPIEZA A DEJAR DE LADO EL IDEALISMO EN EL TRABAJO

Desde hace años, parte de las características que definen a la generación Y (los nacidos entre 1982 y 1994) se basaba en no ser tan exigentes en remuneración económica comparados con las generaciones anteriores, y se destacaban por la necesidad de encontrar un significado a su trabajo y que éste aporte algo no solo en el presente, sino también en el futuro. En los últimos meses la tendencia está cambiando y los ‘milenios’, como también se les definen, recurren a una postura más práctica debido a su realidad económica.

Jim Finkelstein, especialista en liderazgo y dirección de personas, entre otras disciplinas, recoge en su libro ‘Fuse: Making Sense of the New Cogenerational Workplace’ las mejores maneras de retribuir a esta generación y por qué comienzan a sentirse exprimidos. En el libro se toma como ejemplo de referencia a los jóvenes estadounidenses para explicar los motivos de su cambio de actitud.

Las complicaciones económicas también pasan factura a los bolsillos de la generación Y, la principal dificultad con la que se encuentran está marcada por los créditos que necesitan solicitar para hacer frente a los años universitarios, y cuya deuda supera en la media los 20.000 dólares. Se trata de una obligación que suelen hacer frente ellos solos, sin ayudas, por ejemplo, familiares.

Otro de los orígenes que motivan este cambio se debe a que los salarios de los licenciados ha descendido notablemente. Junto a un sueldo inferior, se enfrentan a un aumento en el coste de vida que repercute en servicios básicos como educación, vivienda, mantenimiento del hogar y sanidad.

Con estas condiciones se hace difícil para los ‘milenios’ seguir soñando y priorizar en el bien que aporta su trabajo a la sociedad, por encima de una nómina que cubra sus necesidades. Comienzan a sentir un stress significativo con su económica, por lo que prefieren remuneraciones a corto plazo, o lo que es lo mismo, desean que las organizaciones les paguen en efectivo a con un cheque al portador, antes que planes de ahorro o pensiones.

Lo cierto es que en general las condiciones en las que se encuentran los milenios estadounidenses pueden servir de referencia a cualquier ciudadano joven, que viva en una sociedad democrática. Así que es necesario ver hacia dónde les lleva la crisis y tener en cuenta qué es lo que buscan y necesitan cuando se les contratan o forman parte de la plantilla de una empresa.

Fuente: CBSNEWS

You are currently browsing the archives for the Colectivos Desfavorecidos category.