rainbow

Archive for the ‘Salud’ Category

Victor Küppers: “Ser amable para ir chutado por la vida”

banner_motivación-Kuppers

Desde AgioGlobal, queremos hacernos eco de este mensaje que ha lanzado Victor Küppers: “Ser amable para ir chutado por la vida”.

 Küppers lanza este maravilloso mensaje para que lo cumplamos y compartamos con amigos, familiares y conocidos, dice lo siguiente:

Voy a ser cansino porque voy a redundar en un tema que repito muchas veces, pero yo soy de los de Chesterton, que decía que “no necesitamos que nos digan las cosas, necesitamos que nos las recuerden”.

La premisa es sencilla: para ser feliz, la manera más rápida y sencilla es ser amable con los demás. Así de simple. Así de complicado en un entorno de cenizos y merluzos.

Tolstoi decía que “hay muchos tipos de conocimiento, pero hay uno que es más importante que los demás, el conocimiento de cómo hay que vivir, y ese conocimiento, muchas veces, se menosprecia”. Yo dedico mi trabajo a leer y estudiar que dicen los sabios, los expertos, los que saben, sobre como hay que vivir. Y aquí traslado algunas reflexiones:

1. Una cosa que tienen clara los que saben, y hay que ser muy melón para no estar de acuerdo, es que en el fondo de cada uno de nosotros existe el anhelo de vivir una vida feliz, plena, una vida de grandeza, de dejar huella, aportar algo, de tener una vida con sentido, de ofrecer siempre nuestra mejor versión. Todos queremos experimentar alegría, ilusión y entusiasmo en nuestro día a día.

2. Otra cosa que tienen clara los expertos que son más rigurosos, es que vivir con alegría no es fácil en un entorno en el que por cada alegría que tenemos recibimos 27 disgustos. Argumentos para el desánimo, el pesimismo o la resignación son muy abundantes porque estamos en un mundo que parece dominado muchas veces por la injusticia, el egoísmo, la avaricia y la codicia. Razones para mandarlo todo a tomar por saco hay unas cuantas y para algunos, unas miles de cuantas.

2.5 (le he puesto esta numeración porque este punto no es de ningún experto, es de cosecha propia). Si nos resignamos y tiramos la toalla, tendríamos que preguntarnos que nos quedaría entonces. Si decidiéramos que estamos hasta el coco de todo, si viviéramos desde la pura inercia y la triste rutina, desde la apatía o el abandono, probablemente, solo lograríamos agravar el problema y vivir cabreados, tristes, de malhumor, angustiados, frustrados. Honoré de Balzac decía que la resignación es un suicidio cotidiano.

3. Una tercera idea en la que coinciden es que el cambio empieza por uno mismo. Nos guste o no, las cosas son como son, y cambiarlas es lento, difícil, hay que hacerlo, pero es mucho más fácil cambiarnos a nosotros mismos. Gandhi decía que “tenemos que ser el cambio que queremos ver en el mundo”. Quieres un mundo mejor?, tu tienes que ser mejor. Un mundo más generoso?, pues tu el primero. Más justo? Empieza tu también. Lo único que controlamos al 100% es nuestra manera de ser y no se puede exigir al resto del mundo algo que uno mismo no hace. Además, uno se va dando cuenta de que nuestra actitud influye en la manera en que percibimos las cosas, por eso cuando uno cambia su actitud, su entorno también empieza a cambiar. Pues eso, que el cambio empieza por uno mismo.

4. En lo que no todos los sabios están de acuerdo, pero si los que yo admiro, es que cambiamos eligiendo. Somos como elegimos ser. La genética influye, pero el resto depende de nosotros. Elegimos, decidimos nuestra manera de ser y esa es nuestra gran libertad, nuestro gran reto. Luchar cada día para ser la mejor persona que podamos llegar a ser, como padres, parejas, amigos, profesionales, eligiendo nuestras mejores actitudes en cada instante. Ahí está el sentido de nuestras vidas.

5. Y que hay que elegir? Aquí es donde los sabios y expertos no se ponen de acuerdo. Algunos proponen modelos muy complejos que yo no soy capaz de entender, otros van cambiando de opinión en cada libro que publican y unos cuantos simplemente están más tarados que aquellos a los que pretenden ayudar. Como yo soy corto, siempre me han gustado las cosas simples, sencillas, concretas, las que son fáciles de entender y de aplicar. Por eso he cogido ideas de Tal Ben-Shahar, de Martin Seligman, de Francesc Torralba, de Stephen Covey y del Papa Francisco para hacer una lista de cosas simples que todos podemos hacer cada día. Son cosas que puedo elegir hacer o no, solo dependen de mi. Cosas que puedo hacer independientemente de lo que hagan el resto, cosas para las que no hay excusa si no se hacen, cosas que si muchos hiciéramos, quizá cambiaríamos el mundo, cosas que si cada uno hace, seguro que al menos cambia el suyo. Son 16 cosas (no he buscado redondear el número, son las que salen J):

1. Sonríe

2. Utiliza las palabras “por favor” y “gracias”.

3. Dile a los demás cuanto les quieres. Dedícales tiempo, amor se escribe t-i-e-m-p-o.

4. Acepta a los demás como son. Sin querer cambiarlos y valorando lo bueno que tienen que es mucho.

5. Saluda con alegría a todas las personas. A todas, conocidas y desconocidas.

6. Escucha a los demás. Preocúpate por ellos. Pregúntales por sus cosas.

7. Ayuda a los demás siempre que puedas. Bien pensado, puedes siempre

8. Anima y levanta el ánimo a las personas que lo necesitan.

9. Ten detalles y sorpresas con los demás

10. Llama por teléfono a tus padres.

11. No te quejes, haz algo para mejorarlo.

12. Pasea por la naturaleza.

13. Sé agradecido y valora lo que tienes.

14. Relativiza los problemas. Solo cuatro son graves.

15. Genera paz y armonía a tu alrededor. No quieras tener siempre razón o que se haga lo que tu quieres.

16. Pide perdón cuando te equivoques.

No se, a mi me parece que son cosas pequeñas, aplicables, concretas, básicas. Pero lo que siempre me sorprende es que los que más saben proponen cosas así, que te ríes de lo simples que son. Porque la vida es simple, lo que pasa es que nos encanta complicárnosla o que nos la compliquen.

Si te fijas, todas estas actitudes tienen que ver con el trato que damos a los demás, con ser amables, en línea con aquella reflexión de Tagore que decía que “quien no vive para servir, no sirve para vivir”. Puedes probarlo tu mismo, en cualquier momento: la manera más simple y sencilla de sentirte feliz es ser amable con los demás. Pruébalo.

Hay personas que piensan que ser amable es ser blando. Bufff! Cuanto merluzo!! Yo creo que ser amable es ser humano; creo también que ser amable es más difícil que ser inteligente, porque la inteligencia es un don y la amabilidad una elección; y creo además que nos hace mucha falta la amabilidad en un mundo cada vez más inhumano, hostil, agresivo e insensible con el sufrimiento ajeno. La forma más fácil de hacernos la vida más agradable a nosotros es hacerla más agradable a los demás. Muchos no paramos de quejarnos de lo mal que van las cosas; sin embargo, no estamos dispuestos a hacer esfuerzos serios para poner remedio a la situación. Y estos 16 puntos son cosas que sin duda todos podríamos hacer con poco esfuerzo para que no se cumpla aquella célebre frase de Martin Luther King: “tendremos que arrepentirnos en esta generación no tanto de las acciones de la gente perversa sino de los pasmosos silencios de la gente buena”.

Si lo piensas bien, ser amable es un chollo porque tiene estas cuatro ventajas:

– Hace que te sientas mejor tu. Eso es indiscutible, tenemos ese mecanismo interior que hace que nos sintamos bien cuando ayudamos o somos amables con otra persona. El altruismo genera alegría interior.

– Hace que los demás se sientan mejor. “La necesidad más profunda del ser humano es el anhelo de sentirse apreciado” decía William James. Hay muchas personas que son pobres materialmente, pero hay muchas más que viven bajo el umbral de la pobreza en términos de afecto, cariño, amabilidad. La ayuda emocional a los demás es ahora más necesaria que nunca y una persona amable es, sin duda, una ONG con patas.

– Te ayuda a ser mejor persona. Es incompatible ser amable y ser un maleante. Cuando te esfuerzas por ser amable te vuelve mejor persona ser amable requiere ser generoso, paciente, honesto, cuidar las formas, sincero.

– Y encima es gratis.

Es de tontos ser antipático, no crees? Lo digo en serio. Vistas las ventajas, hay que ser muy melón para no ser amable.

 

Fuente: Kuppers.com

Los alimentos a los que aliarte en la cuesta de enero

alimentos retocada ¿Quieres bajar el peso cogido en Navidad? Desde AgioGlobal, le informamos de los alimentos que se convertirán en tus mejores aliados sin necesidad de dietas estrictas. Pasada la Navidad, después de reuniones multitudinarias y comidas que no terminan, ingiriendo alimentos pesados y saturando nuestro organismo, empezamos a sentir la necesidad de eliminar excesos y recuperar nuestro ritmo habitual.

Sin embargo, no siempre basta con retomar la rutina para recuperarnos de los excesos, y tenemos que llevar una dieta un poco más estricta. Eso sí, cuidarnos no significa dejar de comer, sino tomar como aliados algunos alimentos y hábitos que ayudarán a que nuestro cuerpo se recupere. Lo más recomendable son productos lo más naturales posibles, ricos en proteínas, fibra y vitaminas que actúen de motor energético. Aquí,  seis alimentos que nos ayudarán a recuperar la cuesta de enero:

Aguacate

Se trata de uno de los alimentos más completos por su alto contenido en aceites vegetales y grasas insaturadas, una pequeña ración nos aporta gran cantidad de calorías acompañadas de numerosos nutrientes. No hay que abusar, ya que es un alimento con mucha grasa (aunque sean buenas), pueden ser el perfecto aliado para desayunos o guarnición en comidas y ensaladas. Su alto contenido en magnesio y potasio, así como en Vitamina D y E hace que sea un perfecto antioxidante y nos regulé los niveles de colesterol.

Consejo: Acompañarlo siempre con alimentos proteicos, sean animal o vegetal.

 

Semillas

Las propiedades de las semillas, además de aportarnos numerosos nutrientes, se adaptan a cualquier plato y las podemos utilizar como complemento alimenticio para casi cualquier necesidad. Cada tipo de semilla nos aporta nutrientes diferentes: las semillas de amapola son una gran fuente de calcio y vitamina A; las pipas de calabaza son ricas en ácidos grasos, magnesio y selenio; las semillas de lino son ricas en Vitamina C y E, así como en hierro y fibra soluble…

Consejo: Utilizarlas en ensaladas y desayunos o fibra y Omega 3 a platos de carne y pescado.

Pepino

Destaca por su bajo aporte calórico y su alto contenido en agua, por lo que es un alimento recomendado en dietas de bajar peso. El pepino es una de las verduras con menos hidratos de carbono, y cada 100 gramos de pepino apenas tiene 13 calorías, esto no implica que no sea una importante fuente de nutrientes: ya que nos aporta una gran dosis de fibra, y es además rica en Vitaminas A, B, C y E. Por último, destacar también la dosis importante de potasio, hierro, calcio, fósforo y magnesio que nos aporta.

Consejo: Puede comerse crudo y no necesita grandes aliños, ya que tiene mucho sabor. Se recomienda aliñar con aceite de oliva virgen extra, que nos ofrecerá ese aporte de grasa y calorías del que carece.

Salmón

Los pescados, en todas sus variedades, son una fuente nutricional muy importante. Además poseen un gran sabor y no requiere mucho condimento, ni aliños para convertirse en un plato exquisito. Pero el salmón, por todas las propiedades que contiene, debería ser imprescindible a diario. Ya que se trata de un alimento rico en proteínas y en ácidos grasos esenciales para la salud. Además contiene vitaminas como la B12 y B6 y la niacina, también minerales como el selenio, el magnesio e altas cantidades de calcio. Se trata de uno de los alimentos más completos del mundo, que ayudan a reducir el colesterol y aportan las grasas saludables y calorías que necesitamos.

Consejo: Aliñarlo con aceite de oliva virgen extra y acompañarlo con una ración de frutas y verduras que aporten la fibra y vitaminas de las que este pescado carece para conseguir un aporte completo.

Quinoa

Aunque se trata de una semilla, hemos querido hacer mención aparte porque la quinoa se consume más como un cereal. Al permitir la cocción e inflarse como lo hacen el arroz o la pasta, es un alimento muy recurrente para dietas celíacas, además sus propiedades son mucho mayores que las de otro cereal. Se compone en su mayoría de hidratos de carbono complejos, proteínas, y grasas insaturadas como los ácidos Omega 3 y Omega 6. Además, destaca su alto contenido en minerales como el potasio, magnesio, calcio fósforo, hierro… y Vitminas B y E, estas últimas caracterizadas por su efecto antioxidante.

Consejo: Se utilizan a modo de cereal, pero al tener un contenido calórico más bajo y muchos más nutrientes, se aconseja sustituir arroces y pastas por quinoa, tanto en ensaladas como en platos con carne o pescado.

Alcachofas y espárragos

Por último, las alcachofas y los espárragos deberían ser las hortalizas que nunca falten en nuestra nevera cuando tratamos de bajar algo de peso. Aunque tienen propiedades distintas, las hemos metido en el mismo grupo porque ambas tienen una importante función diurética; es decir, gracias a su alto contenido en potasio, favorecen la rápida eliminación de líquidos del organismo, algo que muchas personas buscan tras épocas de mala alimentación o de consumo alimentos con alto contenido en hidratos de carbono. En cuanto a las propiedades, ambas tienen un alto contenido en fibra y, por el contrario, el aporte calórico es muy bajo.

Consejo: Al igual que hemos aconsejado con el pepino, es recomendable acompañar estas verduras con alimentos proteicos como, por ejemplo, carnes o pescados bajos en grasa como el pollo, el pavo, los mariscos o el pescado azul.

 

Fuente: elle.es

 

Duerme bien y rinde mejor

Duerme bien y rinde mejor

dormir1

El verano trae para muchos la jornada intensiva y con ella las apetecibles tardes libres. Sin embargo, en ocasiones implica madrugar algo más. AgioGlobal tiene en cuenta que de cara a nuestro rendimiento, es básico un buen descanso. Lo es porque nos ayudará a fijar mejor los recuerdos, realizar actividades con más precisión y prevenir enfermedades neurodegenerativas. Para ello debemos, según los expertos, dormir un mínimo de 6 horas en condiciones aptas para ello y cuidar actividades previas y alimentación.

· Según investigaciones de la New York University ante una actividad nueva un profundo entrenamiento no reemplaza la falta de sueño.

· Una siesta de 26 minutos ayudaría a mejorar un 34% en el rendimiento de estos trabajadores y reforzaría su estado de alerta un 54%.

 

En lo que al aprendizaje se refiere, diversas investigaciones han mostrado cómo el papel del sueño es clave a la hora de asumir conocimientos o realizar nuevas tareas. Uno de ellos, es el estudio publicado por investigadores de la  Universidad de Lübeck en Alemania y publicado por la Journal of Neuroscience. Se realizó un experimento con 141 personas divididas en 4 grupos: el primero sabía que tenía un examen y pudo dormir, el segundo tenía constancia de la prueba pero no pudo descansar, el tercero puedo descansar pero no sabía nada del examen y el último, no fue advertido del control ni pudo dormir. Los participantes que sabían que tenían examen y durmieron, pasaron las pruebas mejor que aquéllos que no lo sabían.  A los que no se les permitió dormir no mostraron una mejoría en la memoria, independientemente de sabían que habría un examen.

Por otra parte científicos de la escuela de medicina de la New York University y de la Peking University  demuestran incluso un profundo entrenamiento no reemplaza la falta de sueño. Para ello usaron tecnologías avanzadas en la observación de células del cerebro de ratones. Y se vió que esas conexiones era mayores durante el sueño,favoreciendo así el mantenimiento de las ramas dendríticas que contribuyen al almacenamiento de memoria.

En su libro “Entrena el cerebro” Marta Romo cuenta como la naturaleza reparadora del sueño hace que nuestro cerebro se limpie de los tóxicos que se han ido acumulando a lo largo del día. Romo asegura que “el proceso en el cerebro para la eliminación de residuos es casi diez veces más activo durante el sueño que en vigilia, eliminando más beta amiloide que es la toxina responsable de la enfermedad del Alzheimer y otros trastornos neurológicos”. Así se ha demostrado en el Centro de Neuromedicina Traslacional de la Universdad de Rochester. Además, añade Romo, durante el sueño las células del cerebro reducen su tamaño hasta en un 60%. De esa manera el líquido cefalorraquídeo consigue limpiar el tejido cerebral. Además de todo esto un buen descanso repercute de forma positiva en nuestro aspecto físico, según acredita el British Medical Journal.

Consejos prácticos para un mejor descanso:

       · Cuida el momento previo al sueño:  El trabajo o ejercicio que haces justo antes de dormir  no debe ser intenso. Si acostumbras a correr o ir al gimnasio una hora antes de trabajar no es la mejor opción para que tu cuerpo descanse bien. Tampoco es aconsejable el uso de la tableta o el móvil. Su luminosidad confunde al cerebro.

       · Realiza rutinas para dormir: Leer, desmaquillarte, meditar/orar… Son actividades que te van a ayudar a establecer un buen descanso.

       · Tu alimentación ayuda a tu sueño: Las cenas indigestas son contraproducentes. Es positivo evitar las frituras. Además en las horas próximas el sueño no es aconsejable, el tabaco o el consumo de excitantes (té, café, refrescos con cafeína…) no ayuda a un buen descanso. Por ejemplo, el alcohol agrava las molestias respiratorias y la nicotina hace el sueño más ligero

       · La siesta te ayuda: Un periodo de sueño corto en la mitad del día favorece nuestro aprendizaje. Según  la Junta de Seguridad en el Transporte de EE UU (NTBS) un sueño de 26 minutos ayudaría a mejorar un 34% en el rendimiento de estos trabajadores y reforzaría su estado de alerta un 54%.

Desde AgioGlobal animamos a seguir estos consejos para mantener un descanso  saludable de cuerpo y mente.

Fuente: Motivación y más.

You are currently browsing the archives for the Salud category.