rainbow

Cómo soportar el calor en la oficina

consejo_juniooHace unos días comenzó oficialmente el verano y con ello, una subida notable de las temperaturas. Cuando existe una temperatura elevada en el exterior y si no hay un control adecuado del aire acondicionado en la oficina, muchos trabajadores sufren problemas de concentración para realizar su trabajo de forma eficaz. Ello lleva a la aparición de síntomas como la somnolencia, aumento de la sudoración y apatía.

En AgioGlobal seguimos una serie de recomendaciones para llevar el calor en la oficina de la mejor manera posible. A continuación, compartimos con vosotros las siguientes medidas.

1. Hacer pequeños descansos

Busca un momento para hacer una pausa de unos minutos en un lugar fresco. Los descansos, aunque sean breves, mejoran la capacidad de concentración y el rendimiento.

2. Vestir ropa ligera

Vestir prendas elaboradas con tejidos ligeros y frescos como son el lino y el algodón ayudan a sentirse cómodos y frescos durante la jornada laboral. Además, vestir con colores claros aporta frescura y previene la sudoración excesiva por calor.

3. Hidratación correcta

Es importante beber líquidos en abundancia también en el trabajo con el fin de evitar la deshidratación y mantener el cuerpo hidratado. Las bebidas no deben estar muy frías ni contener mucho gas. Se recomiendan bebidas como el agua, isotónicas o infusiones naturales.

4. Alimentación saludable

En los meses de verano, el cuerpo pide alimentos frescos y ligeros. Se recomiendan comidas poco pesadas como las ensaladas o la pasta fresca acompañadas de agua y fruta.

5. Cuidar la higiene personal

Tener unos hábitos de higiene personal adecuados es obligatorio durante todo el año pero en verano más aún. La ducha de la mañana ayuda a eliminar el sudor y mantener el cuerpo limpio y fresco para la jornada laboral. Es importante usar productos de higiene adecuados que den sensación de frescor.

6. Refrescar el cuerpo durante el día

Para reactivar el flujo sanguíneo se recomienda aplicar agua fría sobre las muñecas durante un minuto. Es aconsejable pasar las manos mojadas sobre la cara y el cuello. Cuando el agua se evapora, la piel se refresca.

7. Organización de tareas

Establece un planning de tareas al comienzo del día para hacer más llevadera la jornada y poder controlar los objetivos de forma eficiente.

8. Jornada intensiva

Cambiar el horario laboral por la jornada intensiva evita el trabajo en las horas de más calor. Además, se puede disfrutar de tiempo libre durante toda la tarde para descansar y disfrutar de las tardes de verano.

9. Ventilación adecuada

Trabajar en un espacio ventilado ayuda a evitar la somnolencia, el cansacio y los sofocos asociados a espacios cerrados y sin aire. Es necesario que haya corriente y el aire se renueve de manera constante.

10. Prestar atención a las señales corporales

Es importante tener en cuenta las reacciones del cuerpo para controlar posibles bajadas de tensión o de anemia. En caso de sufrir alteraciones corporales, es aconsejable visitar a un médico.

 

Fuente: Onmeda

Leave a Reply