rainbow

Con la emociones… al escenario

oratoria1En 1992, la joven Severn Cullis-Suzuki tenía 13 años cuando se vio pronunciando un discurso delante de los mandatarios de todo el mundo. Era la Cumbre de la Tierra. La joven ecologista, nacida en Vancouver, Canadá, habló sobre los problemas del planeta, instando a definir valores y a actuar respetando el futuro, y afianzando la responsabilidad individual. Su locución era de una brillantez absoluta, empleando una retórica preciosa, utilizando muy bien la voz  y con una fuerza y un sentimiento envidiables.

Seguro que sus padres se sintieron muy orgullosos de ella, no sólo por sus convicciones éticas sino por su capacidad para expresarse en público. Hoy ese vídeo puede contemplarse en Internet porque, como la mayoría de las intervenciones públicas en la actualidad, ha quedado para la posteridad.

La Oratoria no es algo innato –a pesar de que algunos quieran creerlo así para excusar su falta de facultades- sino una disciplina que, como muchas otras, se trabaja y se practica. Por ello cuanto antes se empiece a hacerlo mejor, y es muy habitual en colegios de otros países transmitir a los alumnos la importancia de la expresión oral. Sin embargo en España todavía no son muchos los centros que enseñan a hablar en público. ¿Consecuencia? Muchas personas llegan a la Universidad sin atreverse a exponer delante de la clase, se incorporan al mundo laboral con el miedo escénico y tratan de evitar, en lo posible, hacer cualquier presentación en la empresa porque eso les supondría un estrés considerable. Al final, o limitan sus posibilidades de crecimiento laboral o se apuntan con más de 40 años a algún curso de hablar en público.

Aunque hay personas que quieren apostar para que sus hijos no tengan ese problema, que desean ayudarles a mejorar en ese campo. Por eso la Escuela Europea de Oratoria (EEO) ha puesto en marcha para este verano en Madrid los campamentos para niños y para adolescentes que llevan por título: “Con las emociones al escenario”.

Son dos campamentos urbanos en horario de mañana, de 10 a 14 horas, donde los chavales tendrán ocasión de aprender a expresarse oralmente y, además, a gestionar sus emociones. Cuestiones como: asertividad, escucha activa, autoestima, empatía… serán tratadas durante el curso por dos profesoras especializadas en inteligencia emocional, una de ellas; y otra, en técnicas teatrales y Oratoria.

Yo lo pienso por mí. ¡Qué bien me habría venido aprender a gestionar mis emociones desde la infancia, o en esa etapa tan dura como es la adolescencia! Y me alegro mucho cuando en mis cursos para adultos veo las caras sonrientes de participantes que están en la veintena por las posibilidades que la inteligencia emocional les va a dar de ser más felices en su vida.

Así que, si quieres que tu hijo/a, sobrino/a, nieto/a crezca este verano –no solo física (que eso lo va a hacer) sino también emocionalmente-, solicítanos información sobre los campamentos de verano de la EEO. Ellos aprenderán divirtiéndose y compartiendo con otros chavales y tú tendrás la satisfacción de haberles ayudado en algo que les servirá de por vida.

Campamento de Niños (7 a 12 años): del 1 al 15 de julio.

Campamento de Adolescentes (13 a 17 años): del 17 al 31 de julio.

Lugar de celebración: Plaza. Conde del Valle de Suchil 3, Madrid.

Más información: www.escueladeoratoria.com

info@escueladeoratoria.com

Mónica Pérez de las Heras es Directora Técnica de la Escuela Europea de Oratoria y autora de “Escribe, Habla, Seduce” de LID Editorial.

Leave a Reply