rainbow

El hábito que te ayuda a mejorar tu futuro en 30 segundos

banner_motivacion_octubreMuchas de las decisiones que se toman mal tienen su origen en la falta de aprendizaje o en la forma en la que se han adquirido esos nuevos conocimientos. Hacerlo leyendo libros, asistiendo a clases o tomando notas no es la mejor forma porque al cabo del tiempo termina por olvidarse la información recibida.

El motivo de este olvido no es porque los conocimientos no se hayan retenido bien, sino por la forma en que se ha hecho. En AgioGlobal nos preocupa esa incapacidad para retener información, por eso queremos compartir un hábito, un truco, que ayuda a mejorar tu futuro en 30 segundos.

Las personas tienen dos tipos de memoria: la de trabajo y la de largo plazo. La primera de ellas se activa directamente cuando se hace algo y es capaz de contener cuatro fragmentos de información al mismo tiempo. El problema es que solo una parte de la información que entra en esa memoria se lleva a la de largo plazo, la que almacena recuerdos e informaciones durante años.

Explicado esto, el truco está en vivir experiencias de aprendizaje, recordarlas y trabajarlas para que se conviertan en buenos criterios. Anotar en una libreta o en el móvil las conclusiones a las que se ha llegado después de cada reunión, clase o cualquier experiencia interesante. Pero lo más importante, esto debe hacerse en caliente, antes de llegar a casa. Y es que lo que ayuda a que una información permanezca en el tiempo es trabajarla de manera consciente, seleccionando lo esencial y repasando las conclusiones de vez en cuando. Una tarea que no dura más de 30 segundos pero a la que se debe prestar mucha atención porque las conclusiones extraídas de ello actúan como ingredientes para elaborar buenas decisiones en el futuro.

Pero tampoco se debe caer en el error de tomar notas sin más. Se trata de pensar qué es lo nuclear de las experiencias vividas, apuntarlas y repasarlas de vez en cuando. Si esto se practica con regularidad, la mente tendrá a mano las piezas de aprendizaje de experiencias pasadas y se basará en ellas para tomar mejores decisiones.

Este no es método que practique una persona en sí, sino que lo realizan algunos de los perfiles más exitosos del mundo empresarial. Uno de ellos es Anxo Pérez, creador del método de idiomas 8Belts. Precisamente las anotaciones es lo que le ha permitido convertirse en un gran empresario que habla 9 idiomas y toca 9 instrumentos. Cuando éste hace una inmersión en un nuevo idioma lleva consigo en todo momento una libreta en la que anota única y exclusivamente las palabras que cree que son esenciales. No se separa de esa libreta en todo su proceso de aprendizaje y la repasa diariamente. Y es que esto le obliga a descartar y focalizarse en las piezas de información clave.

También lo llevan a cabo otros empresarios y para diferentes asuntos. Algunos de ellos terminan cada reunión con una pregunta. ¿Qué hemos aprendido hoy en este encuentro? En ese momento, los asistentes reflexionan sobre lo conversado y él, además de escucharlos, anota esas reflexiones en una pequeña libreta.

La simple tarea de anotar las conclusiones en una libreta facilita la toma de decisiones a largo plazo y solo se tarda 30 segundos en hacerlo. Lo mejor de todo es empezar a hacerlo desde que se es pequeño. Preguntarles a los niños todas las noches qué han aprendido en el día les ayuda a entrenar la mente, relativizar los errores y comprender que todo puede ser una oportunidad para aprender y superarse. Y eso, en el futuro, les ayudará a tomar mejores decisiones.

FUENTE: Pilar Jericó

Leave a Reply