rainbow

SIN TRAPOS SUCIOS

Una agencia de comunicación propone a sus empleados acudir desnudos a la oficina un día a la semana para mejorar el mal ambiente, siguiendo el consejo de un psicólogo laboral.

El mal ambiente entre los empleados era tónica habitual en Newcastle, pequeña agencia de marketing, agravado por la crisis y por la incertidumbre provocada por los recientes despidos. Es por ello que sus directivos se decidieron a solicitar los consejos del psicólogo laboral David Taylor, que les hizo una propuesta cuanto menos inusual: instaurar el bautizado como “naked Friday”.

Este especialista consideró que proponer a los empleados que el que así lo deseara acudiera desnudo a la oficina un día a la semana serviría para eliminar roces. Sorprendente era la supuesta solución pero más sorprendente aún es la acogida que recibió y su resultado: sólo un hombre y dos mujeres se mantuvieron en ropa interior y, además, funcionó, al eliminar barreras entre los empleados y hacer que aumentara su confianza mutua.

Taylor señala: “Es la técnica más extrema que he usado. Puede sonar extraño, pero funciona, ya que es la expresión última de confianza tanto en uno mismo como en el otro”. Para Taylor, es muy habitual encontrar hoy día en las empresas grandes dosis de dos de sus grandes enemigos: la envidia y el afán de poder y su teoría es que con ejercicios de este tipo se contribuye a diluir estos elementos, pues contribuyen a modificar la actitud hacia el trabajo y hacia los compañeros.

Sea como sea, la noticia ha tenido gran repercusión en los medios, generado un buen número de comentarios, tanto en Reino Unido como en EEUU, en prensa escrita y en televisión, gracias seguramente a que el canal de cable Virgin 1 emitió un documental sobre esta insólita “terapia” que comenzó en abril.

Newsletter de:

Leave a Reply