rainbow

GAUCÍN, LAS PUERTAS DE ÁFRICA

Damos a conocer este pequeño pueblo malagueño de la Serranía de Ronda, marcado por su supuesto origen romano y las indiscutibles huellas de la cultura árabe, balcón desde el que se puede divisar Gibraltar y, más allá, nuestro continente vecino.

Se trata del primer pueblo de la Serranía de Ronda que encontramos en la carretera que une el Campo de Gibraltar con la Ciudad del Tajo. Se encuentra en la vaguada de la Sierra del Hacho. Nos encontramos ante un pueblecito de 1.800 habitantes salpicado de casas encaladas que se aferran a la ladera de la montaña que se asoma al río Genal.

Ya en su nombre descubrimos las huellas de los moradores árabes de este enclave, que gozó de alto valor estratégico, al constituir junto con Gibraltar la puerta de entrada a la Península por el sur. Es digno de mención el castillo de El Águila, hoy en ruinas, bajo cuya protección se encuentra y que fue cuidadosamente dotado de defensas cada vez más eficaces. El toque morisco también puede ser saboreado en sus serpenteantes y blancas calles pero son numerosos los historiadores que le suponen un origen romano, aun cuando no se le conoce otro nombre diferente de este tan musulmán.

No debemos pasar de largo la Iglesia de S. Sebastián (S. XVI), el Convento de las Carmelitas, la Fuente de los Seis Caños y una serie de casas señoriales que datan de los siglos XVII y XVIII. Pero ninguno de estos interesantes monumentos debe distraer nuestra atención de las rejas que engalanan balcones y ventanas a nuestro paso.

En cuanto al paisaje natural, es uno de los más ricos de la provincia, al estar dotado de gran diversidad de especies vegetales, desde alcornoques y encinas, hasta castaños y abedules, pasando por vegetación de ribera. Y no olvidemos sus bonitas vistas.

Y un detalle importante para cualquier visita que se precie: la gastronomía del lugar, típica de los pueblos de la comarca de Ronda, con sus productos derivados del cerdo, verduras y dulces artesanales, como los alfajores, los roscos blancos, los rosquillos de almendras y los suspiros.

Newsletter de:

Leave a Reply