rainbow

NUEVAS TECNOLOGÍAS CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL


La Fundación Esplai lleva trabajando, desde 2001, por acercar las nuevas tecnologías a los colectivos que acceden con dificultad a ellas, bien por falta de recursos o por falta de formación. El Proyecto Red Conecta, al que se incorporó Microsoft en 2005, es el que articula tal misión, permitiendo que inmigrantes, mujeres, desempleados de larga duración y jóvenes desempleados, como principales colectivos afectados por esta situación, puedan alcanzar la alfabetización digital de una forma gratuita. El objetivo último de esa iniciativa es fomentar la inclusión social y laboral de estas personas, con especial dificultad para acceder a un puesto de trabajo.

En estos momentos acceder a un puesto de trabajo se convierte en una tarea complicada para muchas personas, pero las dificultades se multiplican cuando el demandante de empleo no maneja las nuevas tecnologías, requisito mínimo en muchas ocasiones para desempeñar casi cualquier función dentro de una empresa. Es por ello que la Fundación Esplai puso en marcha, en el año 2001, el Proyecto Red Conecta, que pretende acercar dichas tecnologías, tan imprescindibles en el mundo laboral actual, a aquellos que no las manejan, fundamentalmente jóvenes de 13 a 30 años, mujeres con dificultades de acceso al mundo laboral, desempleados de larga duración y personas con dificultades de inserción social.

El proyecto busca alcanzar sus objetivos fomentando el trabajo en equipo de los participantes, la colaboración con otras redes de alfabetización digital, con asociaciones locales y el esfuerzo conjunto del sector privado, las administraciones, ONG’s y personas individuales.

Para ello, recurre a los telecentros, que cuentan con el equipamiento necesario para formar a los participantes; a las personas dinamizadoras, que les prestan una atención personalizada, les forman y acompañan durante todo el proceso, dándoles apoyo no solo técnico, puesto que están formados en temas de inclusión; a los voluntarios, que colaboran con las personas dinamizadoras; a material apropiado para que estas personas puedan adquirir los conocimientos apropiados; y a un plan de formación inicial y continua.

En 2005, Microsoft se unió a la Red, dando lugar al Proyecto Conecta Ahora, que ha formado durante este tiempo a más de 288.000 personas.

La colaboración entre Microsoft y la Fundación Esplai a través de Conecta Ahora se ha materializado en dos programas: Conecta e-Inclusión, dirigido a la formación de jóvenes desempleados, mujeres e inmigrantes, y Conecta Joven, destinado a estudiantes de instituto que se forman como voluntarios para enseñar informática a adultos.

Conecta e-Inclusión pretende reforzar la autoestima de los participantes, aumentar su capacidad de participación social y mejorar su situación ante posibles oportunidades de trabajo. Apuesta por “desarrollar actitudes y habilidades que impulsen el progreso de los alumnos, al recuperar en ellos mismos la confianza”, según señala Microsoft. Este programa dispone de 88 telecentros, aunque se intenta aprovechar para el mismo fin otros centros de la Fundación y se han alcanzado acuerdos con otras redes para formar dinamizadores, obtener material informático o coordinar redes.

Por su parte, Conecta Joven, “aprovecha dos potenciales claves”: el de los jóvenes ya formados pero con pocas oportunidades para colaborar e implicarse en acciones sociales de este tipo, y el de los equipamientos informáticos de aulas de institutos u otros espacios. Esta iniciativa se asienta en la colaboración de ONG locales con institutos, donde se selecciona a estudiantes que quieren participar en él de forma voluntaria. Estos reciben formación como instructores para usuarios básicos de informática y, durante un semestre, imparten dos cursos en parejas, con una dedicación media de cuatro horas por semana. “Se deben encargar también de difundir el proyecto, de inscribir a los participantes y de iniciar los cursos”, detalla Microsoft. Para cumplir los objetivos, cada pareja cuenta con un tutor que realiza el seguimiento.

Fuente: Consumer

Newsletter de:

Leave a Reply