rainbow

Qué hacer cuando aprieta el agobio

banner_consejo_octubreLa familia, el trabajo. El día a día de muchas personas resulta agotador, llegando en muchas ocasiones a sentirse agobiados. Pero no sólo el ir de un lado para otro agobia a uno. Esta sensación puede aparecer en cualquier momento: cuando se lucha por un ascenso, cuando uno o una se plantea dejar el trabajo y le da vueltas a la cabeza sobre si ese cambio será bueno o malo, etc.

Aunque muchos crean que el agobio es una simple y natural preocupación, no siempre es así. El problema real empieza cuando ese agobio altera las rutinas diarias de sueño, cuando la persona en sí descuida su alimentación y el cansancio se adueña de su vida. Un problema que pasa factura en el trabajo -porque resta productividad y eficacia- y en la salud.

Cuando ese ajetreo y ese estado de nervios se extienden durante un periodo de tiempo medianamente largo el cuerpo dice “basta” y empieza a lanzar una serie de señales de alerta que indican la necesidad de tomarse un descanso.

AgioGlobal es consciente de que esto es un problema que afecta a una importante cantidad de personas, por eso quiere compartir una serie de técnicas que ayudan a aliviar el agobio y el estrés.

Relajarse

Es lo más importante y más necesario para echar el agobio del cuerpo y de la vida. Se pueden utilizar técnicas de relajación, escuchar música relajante o emplear el tiempo en algo en lo que cada uno disfrute. Las opciones son infinitas. En esos momentos, lo primordial es tomarse un tiempo y escaparse a la zona de relajación de cada uno (aunque sean 20 minutos cada día). Los resultados se pueden ver desde el minuto uno porque después de ese tiempo de relax, uno piensa mejor.

Hacer ejercicio

Salir a caminar o correr distrae y ayuda a combatir el estrés porque hacer deporte libera endorfinas (las proteínas responsables de la felicidad, el optimismo y la relajación).  Basta con dedicar 20-30 minutos al día para que una se sienta mejor y su cerebro le haga pensar mejor.

Cuidarse

El riesgo de padecer ansiedad y agobio es directamente proporcional al nivel en que una persona se cuida. Es decir, respetar los momentos de descanso y cuidar la alimentación favorece una buena salud física y mental.

Y no solo eso, cuidarse implica mimarse. Por este motivo, es recomendable que las personas que parezcan problemas de ansiedad o agobio se mimen un poco más que las que no los padecen.

No ser cruel con uno mismo

En muchas ocasiones, las personas se dicen a sí mismas cosas crueles, malas palabras que nadie permitiría que se las dijesen otras personas. Los más comunes son que no se sirve para cierta cosa, que es un o una torpe, que no pueden conseguir cierta cosa, etc. Esos pensamientos negativos deben quedar atrás si se quiere tener una buena salud mental. Hablarse con cariño a una misma en los momentos de más agobio hace ver las cosas de otro modo.

Aceptar la incertidumbre y los cambios

Los cambios forman parte de la vida de las personas y, por lo tanto, la incertidumbre que les acompaña, también. De esta forma, no hay por qué preocuparse por las cosas que no puede controlar uno mismo.

Bailar como si no hubiese un mañana

Dicen que la música amansa a las fieras, pero también es una buena terapia para echar los problemas y agobios fuera. Por eso, el último consejo para huir de este problema es bailar como un loco o una loca, como si no hubiese un mañana.

Hay ocasiones en las que la ansiedad y el agobio se apoderan del cuerpo de una sin poder remediarlo. Sin embargo, así como entra, se puede echar. Solo hace falta llevar a cabo unos pequeños trucos y la vida será mucho más dulce y fácil. Además, los beneficios son perceptibles desde el primer momento.

FUENTE: 40yque.com

Leave a Reply