rainbow

Recuerda que “sí puedes”

motivaciónA lo largo de nuestra vida nos vamos a encontrar con muchas dificultades para alcanzar nuestros objetivos. Ante este tipo de situaciones, nuestro pensamiento predominante será: ¡no puedo!, ¡no puedo más!, incluidas todas sus variantes con términos negativos. Nos vemos superados por las circunstancias y nos aferramos a pensar que no podemos continuar.

A continuación, compartimos los consejos que brinda Luis Galindo en uno de sus artículos, conocido por su trayectoria profesional de más de 30 años de experiencia en puestos Directivos en empresas de carácter nacional e internacional de diversos sectores, siempre al servicio de Equipos Humanos. En AgioGlobal aún recordamos la ponencia que organizamos conjuntamente en la que pudimos tratar la pasión en el trabajo y en nuestras vidas. Su pensamiento positivo se basa en aprender del pasado, disfrutar del presente e ilusionarse por el futuro.

Para Galindo, la opción de rendirse ante las adversidades no existe. Sólo queda seguir luchando, trabajando y buscando una salida para esa situación que creemos que nos ha superado. El éxito no está garantizado pero con una actitud positiva y con el foco puesto en un objetivo, la motivación nos llevará a la satisfacción personal, independientemente del resultado.

¿Cómo lograrlo? Luis insiste en el esfuerzo y en la voluntad de querer, de trabajar de manera diaria y constante en ello. Se trata de ser consciente de cada pequeño logro y  no dejar que los “no puedo” los empañen.  Debemos centrarnos en todo aquello que hemos andado, en los retos superados y en todo aquello que nos sitúa más cerca de nuestro objetivo.

Cuando tengamos esa sensación de derrota, debemos pensar en los momentos positivos que hemos vivido, en todos aquellos que nos han marcado y ayudado a seguir mirando hacia el frente. Luis Galindo reitera la importancia de recordar todas aquellas veces que has podido, que has sido fuerte, que has superado situaciones similares o, incluso, más difíciles. Sólo necesitas dos cosas: voluntad y acordarte siempre de los “sí puedo”.

Fuente: Blog Luis Galindo

 

Leave a Reply