rainbow

TECNOLOGÍA DE VIDEOJUEGOS PARA RECURSOS HUMANOS

A principios de noviembre Microsoft presentaba una patente de un software para rastrear la conducta global del empleado. No es el primer programa que puede analizar la actividad de la plantilla, pero la diferencia que ofrece el gigante de la informática se basa en que además de monitorizar a través del ordenador y el móvil a qué dedican el tiempo los trabajadores, ahora también recoge información gestual y de conversaciones.

El sistema de funcionamiento se basa en patrones de conductas. Por ejemplo, desde los departamentos de Recursos Humanos se añade al programa los parámetros necesarios de un perfil y/o aquellos que no son deseados, también es posible graduar hasta qué nivel se quiere vigilar. Después es el sistema va ofreciendo datos dentro de las órdenes marcadas, tales como el tiempo dedicado a las aplicaciones cotidianas, ya sea el correo, la navegación por Internet o los procesadores de texto… mientras se realiza este espionaje, el empleado puede seguir con sus labores.

La novedad aparece cuando además, al programa se le da la orden de estudiar, por ejemplo la manera de comunicarse, ya que es capaz de analizar si el individuo monopoliza las conversaciones, qué se percibe de su personalidad a través de sus gestos, e incluso si viste apropiadamente para el puesto que desempeña. ¿Cómo lo consigue? Trasladando la tecnología Kinect a las empresas.

A parte de que esta aplicación puede levantar opiniones tanto a favor como en contra, lo cierto es que en los últimos meses, un estudio reciente coloca en un primer puesto a Microsoft con respecto a condiciones de trabajo. Lo que queda por saber es si ya habían empezado a probar la herramienta con sus empleados.

Fuente: rrhhdigital.com

Newsletter de:

Leave a Reply