rainbow

Trucos para dormir bien en verano si no tienes aire acondicionado

banner_consejo_julioLas noches de verano son esos momentos del año con los que la mayoría de las personas tiene un sentimiento de amor-odio. Amor por lo bien que sienta dar un paseo o quedarse hasta altas horas tomando algo en una terraza. Odio por cómo el calor impide descansar bien.

Pasar las noches de verano sin aire acondicionado debería catalogarse como una actividad de riesgo. Dan las tantas de la madrugada y tú sigues sin dormir, muerto de calor y desesperándote porque al día siguiente tienes que levantarte temprano para ir a trabajar. Si cada noche de verano pasas por esa situación AgioGlobal te da unos pequeños trucos para dormir bien si no tienes aire acondicionado.

Cena cosas frescas o picantes

Cuando el cuerpo digiere los alimentos, produce calor. Por eso, lo más recomendable es cenar comidas frescas y ligeras como gazpachos, ensaladas, etc. El cuerpo trabaja de forma más relajada y tú puedes dormir más a gusto.

Si no te gustan esas comidas, en AgioGlobal te damos otra opción. Cena cosas picantes. El picante estimula la sudoración, provocando que el cuerpo pierda calor y, por lo tanto, se duerma más fresco.

Echa el colchón al suelo

A menor altura, el aire es más frío. Por la contra, a mayor altura el aire es más caliente. Eso se explica porque las partículas de aire caliente son menos densas, pesan menos y flotan por encima del frío. De esa forma, un truco para dormir bien es hacerlo lo más bajo posible. Es decir, cerca del suelo. Asimismo, tira el colchón al suelo.

Da una ducha templada

Irse fresco a dormir es fundamental para descansar bien durante el verano. Es posible que ya tengas bien interiorizada esta rutina en tu día a día, aunque también es muy posible que lo estés haciendo mal. Un error muy común cuando se da una ducha en verano es hacerlo con agua fría. ¿Y por qué no se debería hacer? Con el agua fría, el cuerpo genera más calor y dificulta la conciliación del sueño.

De esta forma, los expertos recomiendan darse una ducha templada. Al hacerlo, la temperatura corporal aumenta y se pierde calor de forma más rápida, ayudando a dormir mejor.

Sin embargo, para lo que sí se recomienda el agua fría es para lavarse las manos. La explicación es sencilla. Cuando se siente calor, la sangre está más cerca de la piel que cuando se siente frío y las manos tienen una gran cantidad de venas. Asimismo, al lavarse las manos con agua fría se enfría la sangre y, a su vez, el cuerpo. Y es que no es lo mismo lavar a baja temperatura una parte que todo el cuerpo.

Moja el pijama

No te rías con esta recomendación porque – por muy disparatada que parezca- mojar el pijama en agua fría antes de ir a dormir refresca más de lo que imaginas. Si la idea no te hace mucha gracia te doy otra. Humedece un trapo en agua fría y ponlo en la frente cuando te acuestes en cama.

Recurre a acumuladores de frío

¿Buscas una solución rápida? Utiliza acumuladores de frío. Ponlos dentro de la funda de la almohada.

No te mantendrá fresco durante toda la noche, pero sí durante los minutos que necesitas para quedarte dormido.

Pon las sábanas en la nevera

Coge las sábanas de cama, mételas en una bolsa y déjalas en la nevera durante una hora. Sácalas justo cuando sea la hora de dormir para echarte en una cama fresca. También puedes hacerlo con el pijama.

Si pasas horas intentando dormir en verano y no tienes aire acondicionado, recurre a estos trucos Verás que descansas mejor.

FUENTE: Merca2

Leave a Reply