rainbow

VUELVE EL MES DE SEPTIEMBRE, Y CON ÉL, LA MUY TEMIDA VUELTA AL TRABAJO

Más del 36% de la población española afirma que la vuelta de vacaciones es la época del año más dura. Y es que, son muchas las causas que generan depresión postvacacional a la vuelta del paréntesis laboral, y además, ahora se le suman las derivadas de la situación económica actual que estamos viviendo.

El hecho de tener trabajo sin duda tiene que ser un aliciente para reincorporarse con más ganas y energía al puesto, pero esto, en muchas ocasiones no es suficiente. Si sumamos además que los españoles cada vez disfrutan de vacaciones más cortas (no más de una semana) los trabajadores no acaban de disfrutar de su periodo de descanso, ya que probablemente se haya tardado en desconectar de los horarios, haya sido imposible viajar a otros lugares e incluso se ha tenido que trabajar desde casa.

Aunque este estado anímico puedo causar insomnio, tristeza, irritabilidad o desmotivación, no debemos preocuparnos demasiado. El estado de depresión que sentimos se trata de un efecto natural producido por un cambio de rutina repentino, tanto de horarios como de acciones, y aunque lo normal, es que no dure más de una semana, hay ciertas claves que pueden hacer más llevadera la adaptación:

-Incorporarse gradualmente a la rutina laboral. Evitar cambios bruscos hace que la motivación no se vea tan afectada y por lo tanto no afecte tanto a la productividad. Empieza por labores simples y ve incrementando las tareas gradualmente.

-Mejorar la conciliación de la vida laboral y personal. Hay que seguir haciendo planes con amigos y familia no solo los fines de semana. Eso ayudará a despejarse y a disfrutar más del tiempo libre.

-Organizarse y coordinarse. Reunirse con los compañeros y ponerse al día de lo ocurrido durante la ausencia, puede ayudar a ponerse al día y a establecer prioridades, siempre sin llegar a saturarse.

-Recordar que hay que combatir todo con ánimo y buen humor. Así se hará mucho más fácil la entrada al otoño.

Si a pesar de todo, sigues sintiendo ese malestar quizás puede deberse a algo más y es el momento de buscar nuevas fuentes de motivación. Formarse en otros campos y adquirir conocimientos nuevos que te hagan avanzar en tu trabajo, pueden ayudar a que nos sintamos plenos en nuestro ámbito laboral.

Fuente: regus.es

Newsletter de:

Leave a Reply