rainbow

¿Vuelves de vacaciones? Te damos las claves para afrontar el síndrome postvacional

 
 
 
 
 
 
 
 

Como cada año, septiembre marca el fin de las vacaciones de verano para muchos de los españoles. El proceso de abandonar los placeres estivales y adaptarse de nuevo al trabajo, sus horarios y por lo general, la vuelta a la rutina acarrea en varios casos un síndrome depresivo, también denominado síndrome postvacacional.

Este año debido a la pandemia del coronavirus está siendo diferente, por lo que José Fernando Venceslá, psicólogo Coordinador de la Unidad de Salud Mental Comunitaria de Montilla, nos va a explicar cómo se pueden agravar las consecuencias de este síndrome en la actualidad, a causa de la COVID-19.

La vuelta a la actividad laboral puede ser un estresor y nos somete a momentos de mayor presión o tensión. Los síntomas son variables y aparecen en diferentes momentos, aunque normalmente son los días previos a la reincorporación en la actividad laboral, en los que el cuerpo se reorganiza y se prepara. Venceslá asegura que “se trata de un proceso normal” y añade que “el síndorme postvacacional no es un trastorno como tal, pero los cambios que se pueden sufrir de estrés en algunos casos presentan dificultades”.

Las vacaciones de 2020 han supuesto, sin duda, una gran liberación para muchas personas -cada una con sus circunstancias- tras meses de confinamiento, y sobre todo para aquellos que han estado en primera línea contra el virus, por ello están atentos ante la previsión de que este año, en algunas personas, el síndrome postvacacional esté más presente, “Es evidente que existe un incremento de estrés para mucha gente debido a la incertidumbre de las personas que pueden perder su puesto de trabajo o a los cambios que ha supuesto esta situación para las familias que, por ejemplo, hayan tenido que llevar adelante el colegio de sus niños a la misma vez que el teletrabajo, y por supuesto para aquellos profesionales que la sitiuación del covid haya generado más presión”.

Aunque “no podemos hablar de sintomatología, sí es previsible que pueda costar un mayor problema la vuelta de nuevo ante la incertidumbre y la presión”.

 

RECOMENDACIONES

¿Qué podemos hacer para evitar padecer este síndrome? En nuestra mano está anticipar los cambios, según Venceslá: “no volver de las vacaciones y al día siguiente ponerse a trabajar, es recomendable dejar algún día por medio para prepararse”. Además, apunta que es conveniente plantearse “objetivos realistas a corto plazo, y no incrementar las exigencias al incorporarse de vuelta a la actividad laboral”.

Para manejar la ansiedad y el estrés, existen recomendaciones tales como: “mantener la rutina, la organización, y cuidarse en la alimentación y el sueño”. A pesar de ello, es importante no dejar a un lado el ocio, aunque lo que más, apunta el psicólogo, es la compañía social ”estar rodeado de las personas importantes para cada uno, que es la mejor manera de combatir el estrés”.

 

Fuente: cope.es

Leave a Reply